Videojuegos

Guía para montar tu propio pc gaming por piezas

Por  | 

¿Te has decidido a montar tu propio PC gaming por piezas? Con esta guía aprenderás a montar paso a paso un ordenador para jugar a videojuegos. Éste estará 100% adaptado a todas tus necesidades y gustos.

Elegir los componentes adecuados del PC gaming

Elegir los componentes adecuados del PC gaming dependerá en primer lugar de las necesidades que tengas y de lo que te quieras gastar, es decir, del presupuesto que tengas para invertir en tu nuevo equipo.

Por ejemplo, dependiendo del dinero que quieras destinar y de los juegos a los que quieres jugar, deberás elegir unas u otras piezas. Si lo que quieres es jugar a los títulos de moda y con una gran calidad gráfica, tendrás que elegir los mejores componentes que suelen ser los más caros. Si no te importa prescindir de calidad, puedes optar por gamas medias mucho más baratas.

Los componentes básicos con los que debe contar tu ordenador gaming son los siguientes:

Es muy importante que todos los componentes sean compatibles entre sí. No te olvides de verificar esto. Para esto, puedes utilizar los configuradores de PC Componentes o Alternate.es. Desde aquí podrás elegir todas las piezas y asegurarte que sean compatibles aunque las montes por tu cuenta.

Herramientas y otras consideraciones previas antes de montar el PC gaming

Para el montaje, no necesitas una gran caja de herramientas, con unos destornilladores de diversas cabezas es suficiente. Pero, para no dañar ningún elemento y componente del ordenador, tendrás que utilizar una muñequera antiestática.

Comprueba que todos los componentes incluyan los tornillos necesarios. Si no, tendrás que comprar los que te hagan falta. Estos te servirán para sujetar la placa base al soporte de la torre y para sujetar algunos componentes. En algunas ferreterías y tiendas de bricolaje, encontrarás kits de tornillos de todo tipo.

Y por último, asegúrate que el disipador o ventilador que hayas comprado para la CPU dispone de pasta térmica o silicona. Si vas a utilizar el que viene con el procesador, es muy posible que lo incluya. Si no quieres utilizar ese y prefieres optar por otra pasta, tendrás que hacerte con una de ellas.

Ahora que ya has decidido cuánto quieres gastar, tienes todas las piezas y las herramientas necesarias, es el momento de preparar el entorno para montar tu PC gaming.  Te aconsejamos disponer de una zona amplia con una buena iluminación, como por ejemplo, una mesa de trabajo en la que puedas colocar todos los componentes para irlos ensamblando.

Monta tu PC gaming paso a paso

optimarc || Shutterstock

Antes de ponernos manos a la obra a explicarte como montar tu PC gaming paso a paso, recuerda leer el manual de la placa base. Ésta será la guía que tendrás que seguir en cada momento para ensamblar los componentes. Esto se debe a que cada placa base es un mundo y puede haber diferencias entre unos modelos y otros. Así que, déjala a la vista y utilízala siempre que la necesites.

Paso 1: Abre la caja o torre

Lo primero que tienes que hacer es abrir la caja que hayas comprado. Para ello, retira los tornillos traseros o tiradores para sacar la carcasa y acceder así al interior y al panel metálico donde se situará la placa base. Si tienes problemas para hacer esto, revisa las instrucciones de la torre.

Una vez abierta, vuélcala sobre el lateral, justo donde se encuentra el soporte para la placa base.

Paso 2: Coloca la placa base

Mejor placa base

Maxx-Studio || Shutterstock

Saca la placa base de su paquete y colócala en el panel metálico de la torre. Tiene que coincidir los agujeros de la caja con los que lleva la placa base para ser atornillada. Atornilla un tornillo en cada esquina.

La placa base cuenta con un protector metálico que encaja con los puertos de la parte trasera de la torre. Inserta esta chapa y luego ajústala hasta que se acomode bien.

Paso 3: Instala la CPU o procesador

Retira la CPU o procesador de su paquete e insértala en el socket de la placa. En el manual de tu placa base, te explicará cómo hacerlo, ya que depende de la placa base. Pero como observarás, es una acción muy sencilla.

Mueve hacia fuera la palanca que hay junto al socket  para liberarlo de la pestaña de la placa y poderlo alzar para colocar la CPU. Posa suavemente el procesador, sin forzar su postura. Si te fijas bien, verás que la CPU tiene una marca triangular. Pues ésta, debe coincidir con la del socket.

Tras esto, mueve la palanca hacia abajo para cerrarlo y que quede todo sujeto y se haga contacto para que circule la electricidad.

Paso 4: Coloca el disipador

El cuarto paso es colocar el disipador con el ventilador. Puedes utilizar el que viene con la CPU o comprarlo por tu cuenta. Si utilizas el que viene con la CPU, incluirá la pasta térmica distribuida por la superficie del disipador. Ojo, no la toques, ya que reducirías la eficiencia de la misma. Así que, simplemente pósalo sobre el procesador.





Tras esto, ajusta los soportes metálicos del disipador a los soportes de la propia placa base y cierra una pestaña que lo deja sujeto de manera permanente. Todo esto podrás verlo en el manual. (¡Bendito manual!).

No te olvides de conectar el cable de tres pines de alimentación a la toma de la placa base que se encuentra cerca del socket. Son tres pines que llevan la inscripción FAN o similar.

Paso 5: Monta la memoria RAM

Si has escogido un único modulo de memoria RAM, monta el DIMM en el primer slot de la plata base. Por lo general, están numerados, así que no tendrás problema para colocarlo ni tampoco para insertarlo, ya que solo se puede introducir de una forma.

Ahora, abre las pestañas de plástico de los laterales de los slots o ranuras de la propia placa base y coloca el modulo de memoria ejerciendo presión hasta que escuches un “clic”. Cierra las pestañas de plástico.

Paso 6: Pon la fuente de alimentación

Introduce la fuente de alimentación en la zona específica para ella en la torre y sujétala con cuatro tornillos. Ahora, conecta toda la conexión de alimentación a la placa base. No tiene pérdida, es un conector con un montón de cables y contactos.

Paso 7: Inserta las tarjetas gráfica y de sonido

Localiza el slot en el que van insertadas la tarjeta gráfica y la de sonido. Para colocarlas, tendrás que retirar la chapa metálica protectora de la parte trasera de la torre. Inserta la tarjeta gráfica en el slot Pcle x16 e inserta la de sonido en el slot Pcle x1. Tendrás que apretar un poco para que encajen del todo.

Paso 8: Monta los dispositivos en las bahías

Si dispones de más de un disco duro, así como unidades ópticas tendrás que montarlos en las bahías de la torre. Las bahías son espacios que permiten agregar unidades extra de almacenamiento o similares. Una vez insertados estos dispositivos en las bahías adecuadas, atorníllalas con dos tornillos a cada lado de cada uno de los componentes.

Retira los protectores metálicos y de plástico que tapan los agujeros de las bahías y verifica que los dispositivos con salida exterior estén alineados con el frontal de la torre, que no sobresalen y que no se meten demasiado para adentro.

Tras esto, conéctalas a la placa base a través de sus cables. No te olvides de conectar los SATA3 a los conectores ni los molex o SATA de la fuente de alimentación a los conectores de la placa base, ya que son las que darán corriente a las unidades que hayas montado.

Si quieres montarle un SSD que no vaya en un SATA3, irá en una ranura de la placa base, al igual que los puertos PCI Express.

Placas madre para gaming

Golubovy || Shutterstock

Paso 9: Conecta los componentes auxiliares

A elementos auxiliares nos referimos a los cables que tienen las cajas para los altavoces, para los puertos USB o de sonido frontal, para ventiladores adicionales que quieras integrar, para luces LED RGB si quieres añadir…

Aquí, lee detenidamente el manual, ya que en cada placa base esto es distinto y es muy importante que todo esté conectado de forma correcta. Esto se debe a que estos conectores son los responsables de enviar la señal a los botones de reseteo y de encendido del ordenador. Si no los conectas adecuadamente, es posible que estos botones no funcionen.

Paso 10: Cierra la caja

Tras comprobar que todo esté conectado correctamente, cierra la caja.

Paso 11: Conecta los periféricos

Tranquilo, no nos hemos olvidado de los periféricos. Pero los hemos dejado para lo último porque no tienen gran misterio.

Conecta el monitor, teclado, ratón o auriculares a los puertos adecuados. No tengas miedo a hacer esto, tan solo encajarán de una forma. Lo único malo que puede pasarte es que te equivocas de puerto y no funcionen, pero bastará con conectarlos correctamente.

Lo siguiente sería hacer un primer arranque del ordenador. Si no escuchas ningún pitido y no ves ningún mensaje de error, todo estará OK y será el momento de instalar el sistema operativo. Estarás un pasito más cerca de poder utilizar tu PC gaming.

 

Y hasta aquí la guía de cómo montar un PC gaming paso a paso. Aunque es un proceso largo y pueda parecer complicado, una vez te pongas manos a la obra, no será para tanto. Es más, te será muy satisfactorio y gratificante una vez lo consigas y más si lo haces por primera vez.

¿Estás pensando en montar tu propio ordenador gaming?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Bianca Valdatti

Graduada en 2015 por la Universidad Complutense de Madrid, soy periodista con vocación y pasión por la escritura. De hecho, desde pequeña soñaba con vivir de la escritura, algo que a día de hoy he conseguido, pues soy redactora freelance profesional especializada en temas tecnológicos. En mis ratos libres me encanta viajar y montar puzzles.

You must be logged in to post a comment Login