Mobile

Todo lo que debes saber sobre Fairphone, el teléfono solidario

Por  | 

Quizá alguna vez nos hayamos preguntado, si pudiera existir una solución para la cantidad de desechos que se producen por causa de los terminales móviles,y demás aparatos tecnológicos, que van renovándose prácticamente cada año o cada dos años; situación de impacto ambiental preocupante a juzgar por la extremadamente limitada capacidad de reciclado de los mismos.

Existen ciertas propuestas que pretenden dar solución a esto de manera teórica, pero son pocas las empresas que han cogido al “toro por los cuernos” y están tratando de ofrecer una alternativa factible a esta problemática, proponiendo lo que se conoce como el smartphone sostenible.

Si a esto le sumamos que las cadenas de producción de los smartphones suelen ofrecer unas condiciones lamentables para sus trabajadores y con materiales que no provienen de fuentes de comercio justo, podríamos decir que nos encontramos frente a las dos mayores lacras de la humanidad, girando entorno a esta tecnología.

¿Qué es Fairphone? El primer smartphone solidario y sostenible

Smartphones sostenibles

Para dar solución a estos dos problemas, nace la propuesta de Fairphone: un smartphone solidario a la vez que sostenible, gracias a su idea tecnológica desarrollada en varios niveles. Fairphone no es un simple teléfono, por eso para poder dar respuesta a qué es Fairphone resulta conveniente que nos adentremos un poco más en sus aspectos técnicos.

Aspectos que hacen al Fairphone un smartphone sostenible

Cuando recibimos un Fairphone notamos que viene completamente desmontado por piezas en su caja. Es necesario montarlo usando un destornillador de tipo Philips y los correspondientes tornillos que vienen incluidos. El montaje es muy sencillo, pero esto sirve para demostrar que es un teléfono expresamente concebido para ser reparado fácilmente por el propio usuario, dado que si cualquiera de sus componentes se avería es posible que sea sustituido fácilmente, sin necesidad de reemplazar el terminal completo.

En la actualidad el modelo que se está comercializando es el Fairphone 2. Hay que reconocer que en prestaciones técnicas y precio es, posiblemente, uno de los peores terminales del mercado si hacemos una comparación calidad/precio, hecho que tiene sus motivos:





Hablamos de un procesador de smartphone bastante antiguo, (Qualcomm Snapdragon 801 visto en terminales de hace cuatro años, como el Oneplus One) con solo 2Gb de RAM y una cámara muy pobre a un precio base de 529 euros. Podemos encontrar teléfonos por una cuarta parte del precio, que fácilmente le duplican en todos los aspectos y esto evidentemente es algo que echará para atrás a la mayoría.

Smartphones modulares

También es cierto que no ha recibido actualizaciones desde 2016 y aunque en aquel entonces no era tan mal teléfono, pero sí algo caro, en la actualidad ha quedado bastante obsoleto en su relación calidad/precio. A finales del presente año 2018 sacarán el Fairphone 3, que intentará arreglar esta deficiencia.

Las reglas del comercio justo para un smartphone sostenible

Tenemos que entender que algo que encarece bastante la producción es la procedencia de las materias primas necesarias para formar los componentes de un terminal móvil. El comercio justo consiste en asegurar que las condiciones laborales tanto en el ámbito de la seguridad, retribución al trabajador y justicia en cuanto al tiempo a trabajar sean correctas, sin aplicar abusos innecesarios acordes a la economía y al lugar de trabajo donde se realizan dichos trabajos.

Si la empresa paga menos, no provee de ningún tipo de seguridad en la extracción de los minerales y los empleados trabajan a destajo decenas de horas al día, es obvio que el precio de dichos materiales se reducirá a menos de la mitad. Esto es algo que muchas veces preferimos obviar para salvaguardar nuestro bolsillo, pero Fairphone permite sensibilizar al usuario con las reglas del comercio justo.

Hemos podido comprobar que en realidad la propuesta de valor de Fairphone es crear una doble consciencia:

  • Smartphone sostenible porque es posible disponer de un teléfono muy largoplacista, para que muchos usuarios puedan bastarse con unas prestaciones moderadas pero que cumplan la función básica.
  • Smartphone solidario con un precio superior, porque todos sus componentes se hicieron de manera justa, sin violar ningún derecho fundamental. Esto nos demuestra que poder acceder a terminales más baratos no es “gratuito” a nivel humano y si en el fondo queremos crear una conciencia moral, quizá invertir un poco más, aún recibiendo algo menos, ayuda a favorecer las condiciones de trabajo más allá de nuestras fronteras.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Miriam Blanco

Licenciada en Pedagogía y Educación Social por la Universidad de Sevilla y Curso Especializado de Community Management y Marketing Digital en ESIC. En la actualidad, compagino mi labor como redactora con la gestión de redes sociales y campañas de Marketing y Relaciones Públicas.

You must be logged in to post a comment Login