Tecnología

Tamaños de pantallas en portátiles, ¿cuál deberías escoger?

Por  | 

Todos sabemos que el tamaño de un portátil lo determina en gran medida la pantalla y, como ocurre cuando compramos aparatos tecnológicos como una TV o un smartphone, lo primero que pensamos es si nos cabrá allí donde queramos tenerlo.

Pero algo que muy pocos saben es que una pantalla se mide en más dimensiones que simplemente el tamaño. Dependiendo del uso que vayamos a darle, existen diferentes pantallas y la elección puede ser determinante para ayudarnos a disfrutar de una experiencia más completa con nuestro portátil.

Todo lo que tienes que saber sobre la pantalla de un portátil

Cómo capturar una parte de la pantalla en MAC

Vamos a analizar qué elementos debemos tener presentes a la hora de elegir una pantalla para un portátil y cómo estos se podrían adecuar a nuestras necesidades. Existen muchas opciones, ya no solo en cuanto a tamaño, como las conocidas “pulgadas”, sino aspectos de resolución máxima, ratio de aspecto e incluso tipo de panel, que teniéndolas presentes podrían abrirnos un mundo nuevo de oportunidades.

Empezando por lo básico: el tamaño de pantalla

Antes de meternos en más detalles es necesario conocer todo el rango de pantallas que podremos encontrarnos en el mercado. Desde que salieron las tablets convertibles, el tamaño ha bajado hasta las 7 pulgadas. Hablamos de microportátiles con un teclado acoplable y con todo en pequeña escala, que podría servirnos para un uso muy sencillo del sistema.

Pero si queremos tratar con portátiles reales, es necesario hablar al menos desde las 11 hasta las 13 pulgadas, entrando en el segmento de los ultrabooks. Hace una década se intentó crear portátiles muy pequeños de 10 pulgadas, llamados netbooks, que resultaron un fracaso. Hoy lo más cercano que vamos a ver, a estos son propuestas como la Microsoft Surface Go, que no deja de ser una “tablet vitaminada”.

La diferencia de una tablet con un ultrabook es el tipo de procesador que montan. Los procesadores de tablet, por tamaño, tienen unos límites de rendimiento muy grandes y, en la mayoría de los casos, acabarán defraudándonos por su lentitud.





Si nos vamos a un segmento mayor, las de 14 y 15 pulgadas podrían considerarse el estándar del mercado. Aquí es donde vamos a encontrar, con diferencia, los portátiles con una relación calidad/precio mejor en el 90% de los casos. Por eso, si no entendemos demasiado, es mejor no salirse de esta franja.

Y luego, ya nos vamos a las pantallas “exóticas”. Aquí encontramos dos tipos:

  • Los ordenadores XL, con pantallas de 17 o más pulgadas. Generalmente orientados a jugadores o a trabajadores que requieran de un buen espacio de visionado.
  • Las pantallas ultrawide, que de manera semejante a los XL están pensadas para esos escenarios donde la productividad es necesaria.

El tipo de pantalla: panel, resolución y rango dinámico

Existen tres tipos de pantallas principales basándonos en su panel: los TN, los VA y los IPS. Luego existen invenciones intermedias de los fabricantes, que son variaciones de estos tres tipos principales. El TN es el peor panel de los tres y el más barato, mientras que el IPS es el mejor y más caro. Los VA se mantienen en una línea intermedia.

La principal diferencia la encuentran aquellos que requieren máxima precisión en los colores. Los IPS presentan los colores más reales, mientras que los TN suelen distorsionarlos bastante. En contrapartida, la tasa de respuesta de los TN es mucho más alta que los IPS, por lo que suelen ser preferidos entre las marcas de portátiles para “gamers”. Para trabajar lo recomendable es elegir entre un VA y un IPS.

Por otro lado está el tema de la resolución. Los ordenadores muy baratos suelen limitar tanto la resolución que es común ver un alto de tan solo 720 píxeles, algo muy pobre hoy en día. Lo más normal es tender hacia el llamado FullHD (1080 píxeles de alto), pero si tenemos intención de ver películas deberíamos plantearnos irnos al menos a un QuadHD. Esto también aplica para los profesionales que necesiten más calidad en el visionado.

Y finalmente tenemos la última innovación a tener en cuenta, el HDR. Como suele pasar, los portátiles son los últimos en disfrutar de los últimos avances, aunque cada vez se ven más modelos que incorporan esta tecnología. Realmente muy pocos tipos de usuarios de portátil van a disfrutar de ella, pero incluso sistemas operativos como Windows 10 incorporan ciertas funciones que dan uso de esta funcionalidad para hacer más cómoda la experiencia de visionado.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Miriam Blanco

Licenciada en Pedagogía y Educación Social por la Universidad de Sevilla y Curso Especializado de Community Management y Marketing Digital en ESIC. En la actualidad, compagino mi labor como redactora con la gestión de redes sociales y campañas de Marketing y Relaciones Públicas.

You must be logged in to post a comment Login