Cómo organizar una fiesta de videojuegos

Guía para hacer una Lan Party en casa

Cuando pensamos en una fiesta en casa posiblemente lo primero que nos venga a la mente es la clásica reunión de amigos con música, algo de baile y mucha conversación. Sin embargo, dependiendo del perfil de amigos que tengamos, quizá sería interesante plantearnos ideas alternativas para montar una fiesta un tanto peculiar: una party LAN en casa con música y videojuegos a partes iguales. Si al leer esto te han entrado unas ganas tremendas de organizar una, ¡nosotros te contamos cómo puedes hacer una LAN party en casa!

¿En qué consiste una LAN party o fiesta de videojuegos?

Quizá sea porque queremos probar algo diferente para salir un poco de la rutina o porque ya hemos asistido a una LAN party masiva, como la Campus party o la Euskal party y queremos repetir la experiencia, montar una LAN party no es tan complejo siempre que tengamos el tiempo, el espacio, las ganas y surja la oportunidad.

De hecho, si ya estamos familiarizados con este tipo de LAN party, lo más probable es que, si lo pensamos bien, nos demos cuenta que la mayor parte del tiempo lo pasamos rodeados de nuestras amistades de siempre. Por tanto, ¿por qué no montarnos algo en “petit comité” con la misma esencia?

Una party LAN en casa necesita una serie de ordenadores conectados adecuadamente y también todos los componentes clásicos de una fiesta: comida, bebida, música y mucha alegría. Gracias a los videojuegos, podrás jugar con tus amigos en casa y sumar un extra de diversión.

¿Cómo montar una Lan Party en condiciones?

Una vez hayamos decidido que esto puede ser una buena oportunidad para hacer algo nuevo, tendremos una serie de requisitos mínimos para montar una buena fiesta de videojuegos sin que todo falle innecesariamente.

¿Qué especifícaciones debe tener un PC gaming?

El espacio necesario para jugar con tus amigos en casa

Posiblemente este es uno de los puntos más complicados, dependiendo del tamaño de la vivienda donde se va a realizar la LAN party y del número de asistentes que tenemos previsto. Salvo que tengamos una nave disponible, buscar huecos libres en espacios interiores no suele ser tarea fácil.





Hay que recordar que para estar relativamente cómodos es necesario, como mínimo, una mesa de un metro de ancho por persona. Por tanto, tendremos dos opciones:

  1. Coger todas las mesas y distribuirlas de tal manera que juntas formen un rectángulo en el que las personas se puedan acomodar frente a frente
  2. Poner una mesa al lado de otra para que todos puedan tener su espacio y jugar cómodamente sin desaprovechar ni un centímetro, sobre todo en espacios justos y medidos.

Si no tenemos suficientes mesas, es posible que tengamos que recurrir a las clásicas de plástico para exterior o preguntar a algún amigo si nos puede echar una mano.

Por lo general, el salón es el espacio más grande de una casa, pero es probable que sea necesario sacar algún mueble para que quepa todo. Esto es lo primero que debe preverse, ya que el resto es solo una cuestión técnica no demasiado compleja.

Estrategias para informar a gamers

La red interna para ofrecer un buen servicio en la party LAN en casa

Aunque tengamos WiFi, lo ideal será cablear toda la party. Se necesitarán uno o varios switches dependiendo de cuántos seáis (recordando que estos dispositivos se pueden encadenar sin reducir demasiado el rendimiento). Por ejemplo, si se tiene previsto que haya 10 personas para jugar partidas de 5 contra 5, entonces un switch de 8 puertos y otro de 4 serán suficientes.

La configuración es muy sencilla cuando usamos switches. Si nuestro Router tiene activado el DHCP, simplemente conectamos todo con sus cables correspondientes (si no tenemos suficientes, recordad a los asistentes que cada uno se traiga el suyo). Todos los equipos recibirán su IP de manera automática y sin complicaciones. ¡Y ya estaría preparada la tecnología para la LAN Party!

Lo necesario para que empiece un fiesta de videojuegos como corresponde

Una vez resueltos los problemas tecnológicos y de espacio, lo último imprescindible es lo clásico en toda otra fiesta, dependiendo de si tenemos en mente otras actividades: comida y bebida para una barbacoa, el buen sistema de audio para poner música y demás elementos que creamos que nunca deberían de faltar.

Como recomendación, lo ideal sería preparar e imprimir unos carteles recordando que la bebida y los ordenadores no se llevan bien y, como norma, no se deben acercar los vasos a lugares donde haya un teclado si queremos evitar desastres mayores.

Comentarios

comentarios