Mobile

Te contamos cómo puedes combatir el síndrome de Diógenes digital

Por  | 

¿Acumulas cientos o miles de fotografías en tu móvil incluso las que se ven borrosas? ¿Conservas todas las conversaciones de Whatsapp o los correos electrónicos como si fueran un tesoro? ¿Te sientes mal por borrar los memes y chistes? Es posible que esté sufriendo el síndrome de Diógenes Digital, la obsesiva acumulación de archivos. Te contamos qué es y cómo puedes combatir este nuevo síndrome del siglo XXI.

¿Qué es el síndrome de Diógenes Digital?

Cómo descargar los vídeos de Twitter an Android

Un 60% de las personas sufre lo que se denomina el síndrome de Diógenes Digital. Se trata de la versión digital del síndrome de Diógenes de toda la vida y consiste en la necesidad de acumular y guardar sin medida todo tipo de archivos u objetos multimedia como correos electrónicos (incluyendo SPAM), fotografías, documentos, vídeos, imágenes (como memes o gifs) que se envían por aplicaciones de mensajería instantánea, conversaciones de Whatsapp o Telegram, etc.

Este síndrome hace que las personas que lo estén padeciendo acumulen basura digital en sus dispositivos y se nieguen a eliminarla. Puede afectar a personas de cualquier edad, sexo y clase socioeconómica.

¿Sabías que de media recibimos al día más de 20 imágenes a través de diferentes grupos de Whatsapp y aproximadamente unos 20 correos electrónicos diarios?





La basura digital es todo lo que guardamos en nuestros dispositivos electrónicos como archivos multimedia y que se pueden eliminar. Whatsapp, los gestores de correos como Gmail y las redes sociales como Facebook, Instagram y Twitter son las principales fuentes de generación de basura digital.

La acumulación de gran cantidad de archivos digitales provoca ansiedad en el usuario que se ve obligado a eliminarlos, ya que piensa que esos recursos los puede necesitar en un futuro. Para “paliar” la situación, prefieren contratar más espacio en la nube o comprar dispositivos de almacenamiento como discos duros o tarjetas de memoria para poder conservarlo todo.

Pero esto no es todo, esa acumulación puede dar lugar a obsesión y a problemas en el ámbito laboral, por ejemplo, cuando se comparte una nube (cloud) de trabajo y en el ámbito familiar cuando un ordenador es utilizado por varios miembros del hogar y se opta por comprar más espacio de almacenamiento o cuando un hijo u otro familiar ha visto una fotografía que no debía del móvil de su madre o padre.

El síndrome de Diógenes Digital queda aún más reflejado cuando a pesar de todas estas complicaciones, el enfermo, siente miedo ante la idea de borrar archivos, correos, vaciar la papelera o hacer una limpieza en su teléfono móvil.

Ejemplos de prácticas que se consideran Diógenes Digital

Estos son algunos ejemplos de Diógenes Digital: acumular dos o más fotografías iguales, guardar fotos borrosas o mal tomadas, conservar conversaciones de Whatsapp de hace más de dos años o correos electrónicos que no tienen importancia como ofertas o promociones, almacenar gran cantidad de memes o series y películas que nunca se ven.

Síntomas del síndrome de Diógenes Digital

¿Tienes los siguientes síntomas? Es posible que estés padeciendo el síndrome de Diógenes Digital.

  • Sentir miedo insuperable a borrar o perder fotos, vídeos o mensajes de texto que se puedan necesitar en otro momento;
  • Ser incapaz de decidir qué sirve y qué no;
  • Dificultad para vaciar la bandeja de entrada del correo electrónico o papelera de reciclaje;
  • Falta de concentración para realizar una tarea o trabajo;
  • Deterioro de la capacidad para relajarse y dormir;
  • Sentimiento de violencia o angustia si no pueden acceder a su contenido digital.

Cómo afrontar el síndrome de Diógenes Digital

Si tienes tres o más de los síntomas anteriores, es momento de actuar ya que estás sufriendo el síndrome de Diógenes Digital. Pero no te alarmes, tiene solución. Los siguientes consejos te ayudarán a combatir y eliminar de tu vida este temido síndrome:

  • Pon en práctica en tu vida el hábito de utilizar la papelera de reciclaje al menos una vez a la semana;
  • Establece un límite de archivos a guardar y sepáralos por categorías. Pueden ser: trabajo, familia, estudios y otros;
  • Mantén el icono de la papelera de reciclaje a la vista y deshazte de aquella basura digital que no consumes;
  • Para los archivos del móvil, reflexiona sobre lo que estás almacenando y utiliza un solo dispositivo para guardar y organizar aquellos contenidos que desees mantener.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Bianca Valdatti

Graduada en 2015 por la Universidad Complutense de Madrid, soy periodista con vocación y pasión por la escritura. De hecho, desde pequeña soñaba con vivir de la escritura, algo que a día de hoy he conseguido, pues soy redactora freelance profesional especializada en temas tecnológicos. En mis ratos libres me encanta viajar y montar puzzles.

You must be logged in to post a comment Login