Internet

Consejos para crear la contraseña perfecta

Por  | 

Es habitual escuchar que las contraseñas que los usuarios utilizan en sus diferentes apps y plataformas suelen ser de baja calidad, lo que implica que puedan ser robadas de manera sencilla por cualquier atacante malintencionado.

En la actualidad, este tipo de robos supone un gran problema para los usuarios, dado que toda su información, como datos personales, bancarios o recuerdos, quedan al descubierto y vulnerables a que otros puedan utilizarlos con fines lucrativos.

Por ello los expertos en ciberseguridad siempre aconsejan crear contraseñas lo más seguras posibles para evitar disgustos, pero se debe tener en cuenta que lo más importante para mantener a salvo todos los datos personales que se encuentran en la red es la gestión posterior que se haga de ellas, es decir, la forma de conservarlas o compartirlas cuando resulta estrictamente necesario.

6 consejos para forjar una contraseña impenetrable

Por desgracia, la mayoría de usuarios no presta especial atención a la creación de una contraseña segura hasta que no ha sufrido algún percance.





Los expertos en seguridad en la red suelen recomendar algunos elementos particulares sobre cómo crear una contraseña segura que proteja de manera estable el acceso a las diferentes plataformas.

1. Valorar la longitud de la contraseña

Se debe crear una contraseña que tenga un mínimo de ocho caracteres (o más), pues de lo contrario podrían no ser suficientes para cualquier portal. Es habitual observar que cada vez se piden más requisitos a la hora de cumplimentar una contraseña, ya sea utilizar mayúsculas, puntos o números. Por ende, a mayor número de caracteres y más variación de símbolos, la contraseña será superior.

2. Ideando secuencias aleatorias

Para hacer una contraseña segura uno de los mejores trucos es utilizar una frase o serie de palabras o letras desordenadas aleatoriamente y que a la vez sean sencillas de recordar. Por ejemplo: utilizando una frase como “a quien madruga dios le ayuda”, se escogería la primera letra de cada palabra resultando en “aqmdla”, y a esta combinación se le podrían añadir algunos números o símbolos para darle más fuerza y longitud.

Con este método se pueden crear infinidad de contraseñas seguras y fáciles de recordar, dado que la frase elegida puede ser cualquiera relacionada con la persona: un refrán, el título de una película o el estribillo de una canción, siempre acompañado de algún número o símbolo.

3. Variar la contraseña con el nombre de la plataforma

Para darles variedad y saber a dónde pertenece cada una sin repetirlas en exceso se puede añadir el nombre de la marca o servicio al conjunto de letras anteriormente diseñadas. Por ejemplo “aqmdlaDropbox” más el número y alternando el orden dependiendo de la preferencia. Esto ayudará a recordarla mejor y aumentará la seguridad de cada plataforma.

4. Utilizar mayúsculas, minúsculas y signos

Ya se ha hecho referencia anteriormente, pero en esta ocasión los expertos inciden en la verdadera importancia de incorporar el uso de mayúsculas, minúsculas, número o signos para poder fortalecer la seguridad. Estas variaciones incrementan exponencialmente la dificultad para adquirir una contraseña usando la potencia bruta. Aun así, hay que buscar cierta armonía entre la seguridad y la facilidad de recordatorio. Por ello, hay que atender a elementos personales que recordemos para preservar cierto nivel de sencillez.

Siguiendo el ejemplo anterior, usar la contraseña para Dropbox, “AqmdlaDropbox.83” sería relativamente fácil, en el que combinamos el refrán, el servicio donde se usa, mayúsculas intercaladas, un punto y los dos últimos números de nuestro año de nacimiento. Una contraseña impenetrable.

5. Mantén a salvo la contraseña

Una costumbre muy habitual es tener apuntadas las diferentes contraseñas en post-it o cuadernos que se mantienen guardados alrededor del ordenador, lo que hace muy fácil que cualquier persona ajena pueda copiarlas y acceder a las plataformas. Esto suele ocurrir porque a los usuarios les cuesta memorizar las diferentes palabras y letras utilizadas para su creación, dado que no suelen tener mucho sentido.

Para que esto no ocurra, lo mejor es crear contraseñas con la metodología anteriormente mencionada, así serán más sencillas de recordar y no acabarán apuntadas en un papel a la vista de todo el mundo, lo que pondría en peligro toda la información relevante que pueda albergarse en las diferentes plataformas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Miriam Blanco

Licenciada en Pedagogía y Educación Social por la Universidad de Sevilla y Curso Especializado de Community Management y Marketing Digital en ESIC. En la actualidad, compagino mi labor como redactora con la gestión de redes sociales y campañas de Marketing y Relaciones Públicas.

You must be logged in to post a comment Login