Imagen y sonido

Características de las cámaras réflex ¿por qué se llaman así?

Por  | 

Cuando vemos una cámara profesional, sabemos que claramente se esconde un potencial para hacer fotografías muy superior al de las cámaras clásicas o incluso, que el de los nuevos sensores introducidos en los terminales móviles. Pero no suele quedar muy claro en qué se diferencian las cámaras réflex con estas, y cuales son los componentes principales que las distinguen de sus alternativas.

Considerando que el precio de las cámaras réflex está bajando y podemos encontrar cámaras compactas que ya se asemejan en cuantía a una réflex, en igualdad de condiciones, ¿cuál merece más la pena? Algunos argumentarían que una cámara réflex siempre es mejor sea cuales sean las circunstancias. Pero si entendemos qué son las cámaras réflex en el fondo, podremos tomar una decisión más acertada.

Primeros pasos: ¿Qué son las cámaras réflex?

Cómo elegir una buena cámara digital





Toda cámara dispone de tres elementos principales: el obturador, la lente y un sensor. Y se basa en un principio muy sencillo: la cámara captura la luz entrante reflejada en el sensor y amplificada por la lente para otorgar ese grado de precisión en los detalles. Y, como veremos a continuación, el sentido que explica cómo funcionan las cámaras réflex precisamente se observa en lo que hay entre medias de estos elementos.

¿Cómo funcionan las cámaras réflex? Componentes diferenciadores

Existe una serie de componentes que pueden disponer una cámara réflex que la distinguen de una compacta, como es el caso del espejo réflex, el llamado “pentaprisma” y el visor como veremos a continuación. En el fondo, lo que hace que una cámara réflex se diferencie son tres elementos principales:

  1. El espejo réflex y precisamente de aquí reciben su nombre. Este espejo refleja la imagen entrante por la lente.
  2. La imagen reflejada en el espejo réflex se dirige al pentaprisma, el cual a su vez refleja la imagen como otro espejo en dirección al visor.
  3. Finalmente la imagen que nos llega al visor, aunque parezca directa, no es realmente así dado que es solo una imagen reflejada por estos dos elementos anteriormente mencionados. No todas las cámaras réflex llevan visor y existen diferentes visores, pero especialmente en el caso de las cámaras no digitales esto era fundamental.

Otro elemento que tienen las cámaras réflex es la posibilidad de intercambiar las lentes. Algunas cámaras compactas han empezado a incorporar esto de manera amateur con un set de lentes muy pobre. Pero las grandes marcas ofrecen una gran variedad de lentes cuya compatibilidad abarca desde las cámaras réflex de entrada hasta cámaras profesionales.

¿En qué se diferencias las cámaras réflex de las convencionales?

¿Para qué sirve el ISO?

l i g h t p o e t || Shutterstock

Dejando a un lado los componentes y los aspectos técnicos, es posible que los elementos diferenciadores que permitan al usuario decantarse entre una cámara réflex y otra compacta sean las propiedades y ventajas que arrojan cada tipo:

  • Tamaño del sensor: aunque este no sea símbolo de una buena foto, el tamaño del sensor impide que se pierdan detalles. Debemos tener en cuenta que las cámaras compactas suelen tener tamaños muy reducidos en comparación a las réflex y esto supone que los bordes que muestran las lentes se perderán.
  • Tamaño y peso: sin duda esto es lo que más condiciona a los usuarios, incluso a profesionales de la fotografía, a la hora de decantarse por una cámara u otra. Aunque algunos amateurs disfrutan llevando una enorme mochila con decenas de lentes y una cámara de tremendo peso, lo que verdaderamente diferencia a un profesional de un iniciado no es el equipo, sino la adaptación a las circunstancias. No siempre es plato de buen gusto llevar demasiado peso y para los que practican esto regularmente acaba resultando un incordio. La relación calidad/peso generalmente se inclina hacia las compactas.
  • Personalización y efectos: estos son un conjunto de detalles por los cuales muchos se decantarían por una cámara réflex frente a una compacta. La capacidad de graduar la velocidad de obturación, la exposición, la apertura, entre otros tantos factores que permitirían conseguir una mayor profundidad de campo, hacer mejores fotos en la oscuridad o poder poner una lente con un increíble zoom óptico, son elementos específicos que nunca encontrarás en una compacta.

You must be logged in to post a comment Login