Tecnología

¿Qué es lo que debes pedirle a un robot aspiradora?

Por  | 

Después del trabajo, seguro que te quedan pocas horas del día para organizar la casa. Y en el caso de que te quede algo de tiempo, seguro que lo que más te apetece (ironía modo on) es ponerte a limpiar. Podemos ayudarte: un robot aspiradora puede ser tu gran aliado. Gracias a la tecnología éste se encargará por ti de mantener el suelo limpio sin el menor esfuerzo. Olvídate de preocuparte del polvo, las migas de pan o los pelos de tu mascota. Tu casa estará impoluta sin que tengas que preocuparte a diario de ella.

Si te has decidido a comprar un robot aspirador y no sabes por dónde empezar a buscar, no te preocupes. Hemos preparado para ti una guía con todo lo que debes pedirle a este útil electrodoméstico para que deje en condiciones tu casa.

Características que debes tener en cuenta a la hora de comprar un robot aspiradora

Domótica

Quality Stock Arts || Shutterstock

Seguro que te estás haciendo muchas preguntas sobre qué modelo de robot aspiradora elegir y que se ajuste a tus necesidades. Actualmente, en el mercado existen muchas opciones con prestaciones y precios diferentes.

Antes de proceder a adquirir un modelo en concreto, te explicamos todo lo que debes tener en cuenta antes de comprar un robot que aspire.

Cepillos

Te encontrarás con dos tipos de robots aspiradoras: las que tienen cepillo rotatorio central y las que no. Éstas últimas tienen en su lugar una boquilla de aspiración.

  • Robots aspiradoras con cepillo rotatorio central:son las recomendadas si tienes alfombras y moquetas, ya que consiguen cepillar las fibras y sacar más suciedad. Son más efectivas en superficies duras al cepillar suavemente el suelo;
  • Robots aspiradores sin cepillo rotatorio central: se limitan únicamente a aspirar a través de la boquilla, sin la parte de cepillado. Tienen una ventaja principal: los pelos largos no se enredan en el cepillo rotatorio central. Eso sí, cada cierto tiempo tendremos que sacarle los pelos manualmente.

Succión

La capacidad de succión de los aspiradores está medida en pascales (Pa). Este parámetro mide la presión negativa que es capaz de generar el motor del robot a través de la succión. Cada fabricante facilita la capacidad de succión de cada modelo.

Como consejo, que un robot aspirador genere más Pascales de succión no implica necesariamente que limpie mejor, ya que también entra en juego la eficiencia.

Sensores, mapeado y sistema de navegación

Los sensores del aspirador actúan como si fueran sus ojos. El mapeado es el cerebro, que procesa la información captada y el sistema de navegación, su comportamiento de limpieza a través de nuestra casa. Teniendo esto claro, los robots aspiradoras más básicos utilizan sensores infrarrojos y sensores mecánicos. Pueden detectar obstáculos y desniveles a cortas distancias o bien, durante el contacto.

Los modelos más avanzados incluyen sensores ultrasónicos (pequeños radares internos), cámaras con gran ángulo o torretas láser que proyectan haces de luz para descubrir los obstáculos y mapear las estancias. Es por ello que muchos usuarios han llegado a creer la leyenda urbana de que los robots aspiradora nos espían a través del mapeado.

En función del sistema de navegación, encontrarás dos tipos de robots aspiradores: los que actúan basándose exclusivamente en decisiones tomadas en tiempo real y los que son capaces de reconocer el entorno y recordarlo, tomando decisiones sobre la marcha teniendo en cuenta esa información almacenada.

Los de la primera categoría, cuando se encuentran un obstáculo lo esquivan o evaden de forma predeterminada, pero no recuerdan la posición del obstáculo, como tampoco la maniobra que han usado para sortearlo. Si el robot se vuelve a encontrar ese estorbo, actuará de la misma forma, creando pautas y "vicios" en su comportamiento que le llevarán a repetir ciertos patrones ineficientemente.





Los de la segunda categoría, son capaces de reconocer el entorno a través de sus cámaras, sensores ultrasónicos y torretas láser. Este tipo de robots acostumbran a tener unos patrones de comportamiento ordenados, metódicos y matemáticos. De hecho, algunos modelos incluyen sistema de navegación basado en sensores láser, ultrasónicos y de contacto, además de incluir acelerómetro, giroscopio, brújula digital y sensor de velocidad.

Toda esta tecnología se traduce en que el robot aspirador es capaz de seguir un comportamiento ordenado y de anticipación. Este tipo de aspiradores crean mapas perfectos de nuestro hogar y de los obstáculos que encuentran gracias a la información almacenada.

Nivel de ruido en funcionamiento

La mayoría de compradores de electrodomésticos suelen pasar por alto este apartado, pero el nivel de ruido que generan es un aspecto muy importante, sobre todo, si piensas utilizarlos cuando estés en casa. Y no lo es para menos en los robot aspiradores.

La mayoría de modelos son silenciosos. El estándar de emisión de ruido suele estar en torno a los 60 dB (decibelios). En este sentido, resulta útil programar la aspiradora para que limpie cuando no hay nadie en casa.

Conectividad: aplicaciones para controlar el robot aspiradora

Fíjate si el modelo que quieres comprar puede trabajar de forma 100% autónoma, sin que tenga que haber una persona de por medio. La mejor manera de controlar que esté haciendo bien su trabajo es que disponga de aplicación móvil. Desde tu teléfono inteligente podrás indicarle que siga uno u otro programa, establecer horas de limpieza, comprobar el estado de los filtros e infinidad de funciones.

Filtros HEPA

Al igual que la conectividad, lo que se refiere a filtros es igual o más importante. De hecho, es una característica universal a todos los aspiradores. La gran mayoría de modelos incluyen filtros HEPA, pero aún encontramos robots aspiradores que no los incluyen.

HEPA es un acrónimo que hace referencia a los filtros de aire capaces de filtrar las partículas microscópicas de polvo del hogar. De no tenerlos, la aspiradora no sería capaz de filtrar correctamente las partículas de aire y acabaría esparciendo pequeñas partículas dejando ese ambiente “pesado” tan característico que crean los aspiradores convencionales.

Autonomía

La autonomía es el tiempo que puede estar funcionando un robot aspirador por ciclo de carga. La autonomía estándar se sitúa entre los 100 y los 120 minutos aunque esto depende mucho del modelo. Los fabricantes no acostumbran a brindar esta información.

Para una autonomía de 100 a 120 minutos, el robot puede limpiar de forma cómoda entre 80 y 120 m2. Sin embargo, la autonomía no mantiene una relación proporcional con la superficie que es capaz de aspirar. En este sentido, entran en consideración otros factores como la velocidad o el sistema de mapeo.

Por ejemplo, los robots con sistemas de mapeo son capaces de limpiar más superficie. Esto se debe a que no pasan dos veces por un mismo lugar. sus algoritmos optimizan los patrones del robot.

Ten en cuenta que no por más autonomía va a limpiar mejor. Algunos tardan menos en limpiar la superficie porque sus trayectorias y recorridos son más eficientes.

Tiempo de carga

Por lo general, el  tiempo de carga estándar varía entre las 2 y las 6 horas. Esto depende del modelo y del fabricante.

Otras funciones

Además de la función de aspirar, existen robots aspiradora que también friegan el suelo. Estos dispositivos tienen la capacidad de limpiar la casa a fondo, por lo que no te tendrás que preocupar de barrer ni de fregar.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Bianca Valdatti

Graduada en 2015 por la Universidad Complutense de Madrid, soy periodista con vocación y pasión por la escritura. De hecho, desde pequeña soñaba con vivir de la escritura, algo que a día de hoy he conseguido, pues soy redactora freelance profesional especializada en temas tecnológicos. En mis ratos libres me encanta viajar y montar puzzles.

You must be logged in to post a comment Login