Música en 8 bits

¿Música con GameBoys? ¡Descubre chiptunes!

Para todos aquellos que hayan tenido la oportunidad de disfrutar de los grandes videojuegos clásicos en 8 bits, a finales de los años 80 o principios de los 90, recordarán como algo muy distintivo esa música característica tan pegadiza con un hilo instrumental perfectamente trabajado. Uno de los primeros dispositivos que introdujo esta música en 8 bits fue la famosa videoconsola GameBoy y, precisamente en la actualidad, parece que ha recobrado vida con una gran cantidad de “compositores” que han decidido generar nuevas canciones basadas en esta tecnología tan rudimentaria o, incluso, remasterizar canciones modernas en ese formato tan característico. En este artículo te vamos a descubrir qué es Chiptunes, la música con Gameboys.

¿Qué es chiptunes? La música en 8 bits que está marcando tendencia

Para entender este concepto de manera resumida, hablamos de toda aquella música producida de forma exclusivamente digital, utilizando un sintetizador con un máximo de 8 bits, precisamente aplicando la misma gama de sonidos que cualquier chip incluido en una videoconsola (u ordenador) de solo 8 bits.

 

La palabra chiptunes viene del concepto “chip”, que hace referencia a un circuito integrado de cualquier índole, unida a “tune”, que se puede describir como melodía. Por tanto, podemos observar que este nuevo género musical hace referencia a las melodías digitales que provienen de un circuito integrado y, cuanto más obsoleto esté, mejor sirve para dar ese toque nostálgico a la trama.

Pero cuando hablamos de música y tecnología en conjunto, es difícil hablar de obsolescencia dado que, de pronto, este tipo de chips recobran vida y son fuertemente demandados para generar esa música utilizando estas secuencias.

¿Cómo es posible hacer esta música en 8 bits?

Si nos gusta la música y tecnología y nos gustaría adentrarnos en esta fascinante subcultura del chiptune, lo más correcto es analizar los programas que facilitan esta labor para decantarnos por una propuesta más definida y empezar a hacer los primeros pinitos. Toma nota de los siguientes programas con los que crear chiptunes:

MilkyTracker

Empecemos por el software más popular para esta labor. Lo primero que encontramos es una interfaz extremadamente añeja por el simple hecho de que pretende emular uno de los primeros compositores software del momento: FastTracker 2. De hecho, no solo pretende ofrecer la interfaz para generar esos chiptunes que luego reproduciremos a voluntad tanto en nuestro ordenador como en la GameBoy, sino que es posible generar ficheros compatibles con Protracker para la consola Amiga. Un completo retorno al pasado en cuanto a la música en 8 bits se refiere.

SonantLive

Si queremos plantearnos una versión más moderna y adaptada a nuestros tiempos, ¿qué mejor opción que una versión web?. Disponemos de esta plataforma de producción que nos permite generar sin mucha dificultad esos sonidos en 8 bits directamente desde nuestro navegador.

SchismTracker

Para sumergirnos en el puro estilo DOS, tenemos este rudimentario software que aplica todas las reglas del momento. Este software no destaca en nada y quizá solo ofrece esa interfaz tan antigua que podría servir como recordatorio de la clase de música que estamos realizando.





Música en 8 bits

OpenMPT

Posiblemente el software más versátil y completo en funcionalidad, facilidad de uso y aspecto visual. Este software ofrece una interfaz no demasiado vistosa pero un panel integral para ejecutar todas las funciones que son requeridas durante la creación de estas composiciones. Una buena opción si queremos tomárnoslo en serio.

SunVox

Por último, nos encontramos con una versión futurista que tiene un diseño a caballo entre las versiones tipo MilkyTracker con toda esa funcionalidad añadida que nos trae OpenMPT. Similar a SchismTracker, no destaca por nada en particular, pero si queremos alardear un poco gracias a ese toque visual tan trabajado, este software ofrece un halo de calidad adicional que el resto no presenta.

 

Como podemos observar, existe un gran trasfondo en este campo. Otro de los aspectos que quizá resultan más atractivos de los chiptunes es la capacidad de reproducir nuestras composiciones musicales en una GameBoy antigua como comentábamos al inicio, siguiendo un procedimiento relativamente sencillo. Sin duda alguna es una gran propuesta si queremos impresionar a esos compañeros que han disfrutado como nosotros de las videoconsolas más antiguas del mercado.

Comentarios

comentarios