Evitar que un portátil se caliente

Trucos para que tu portátil no se sobrecaliente

Los ordenadores portátiles son sinónimo de comodidad a la hora de moverse, esto está claro. En muchas ocasiones, necesitamos un ordenador polivalente, que poder llevar a cualquier parte, pero que también tenga potencia. Con la llegada de la innovación tecnológica con las tablets, cada vez pueden verse más de estos dispositivos en las aulas y en nuestro día a día, si bien el portátil es la mejor opción si queremos realizar tareas complejas. El principal problema de los ordenadores portátiles es la temperatura. Mientras una torre puede refrigerarse mediante numerosos ventiladores, y cuenta con mayor separación entre sus componentes electrónicos, en un portátil todos sus componentes están muy cerca unos de otros para ahorrar espacio. Y tienden a calentarse debido a esta cercanía.

En esta entrada, encontrarás algunos productos y consejos para evitar que tu portátil se sobrecaliente, pues además de provocar roturas el calentamiento reduce la vida útil de tu equipo.

Cómo evitar que tu portátil se sobrecaliente

Si estás cansado/a de que tu portátil esté siempre ardiendo, toma medidas ya. Un excesivo calor prolongado puede dañar tu ordenador portátil. A parte del innecesario calor que nos produce.

Ponlo en alto

Si tu ordenador portátil está pegado a la mesa, tiene más posibilidades de calentarse, pues parte de sus sistemas de ventilación está en la base. Si tu ordenador suele alcanzar altas temperaturas, intenta comprarte un atril para ordenadores portátiles. Evita, en la medida de lo posible, apoyar tu portátil en superficies blandas, pues tapan completamente las rendijas de ventilación y provocan sobrecalentamientos graves.

Si no quieres comprar atriles, puedes colocar soportes adhesivos o ponerlo en alto usando libros como soporte.

Compra una base de refrigeración

Si aún poniéndolo en alto tu portátil se calienta, entonces es el momento de que adquieras una base de refrigeración. Las venden en cualquier tienda de electrónica, y consisten en una serie de ventiladores que ayudan a refrigerar tu ordenador. Recomendamos invertir entre 20 y 40 euros, para asegurarte que el producto que compras es de calidad.

En el mercado, existen algunas opciones baratas que no cumplen con su función y únicamente sirven como pisapapeles.





Antonio Guillem || Shutterstock

Usa tu ordenador en un lugar fresco

Si tu ordenador se calienta continuamente, quizás tenga que ver con la habitación en la que lo usas. El aire acondicionado ayuda, e intenta evitar ponerlo al sol en días especialmente calurosos.

Controla la temperatura con un programa

Si quieres saber en qué momentos se calienta más tu ordenador, entonces descarga algún programa para poder comprobar la temperatura al momento. De esta forma, sabrás en qué lugares se calienta más, o con qué programas el ordenador se revoluciona más y emite más calor.

Límpialo a fondo

Si tu ordenador aún está en garantía, entonces envíalo al servicio técnico para que lo limpien (si se sobrecalienta, claro). Si ya no está en garantía, puedes comprar botes de aire a presión (cuestan alrededor de 5 euros) y limpiar los diferentes componentes. Te sorprendería ver la cantidad de polvo que los componentes electrónicos acumulan con el paso del tiempo.

como empezar a desarrollar videojuegos

GaudiLab || Shutterstock

No lo pongas a toda máquina

Este apartado tiene varios aspectos a tener en cuenta, siendo el más importante el overclock. Si has revolucionado de más tu ordenador, va a tender a calentarse, 100% seguro. Quita este overclock o descarga programas que disminuyen la velocidad del procesador o procesadores.

Por otra parte, evita poner tu ordenador al límite (usar programas que lo calienten o lo pongan a máxima potencia). Esto puede seguirse si usas los programas de control de temperatura que te hemos mencionado más arriba.

 

Por último, si aún con todo esto tu ordenador se calienta, entonces baja el brillo a la pantalla de tu ordenador, y activa algún plan de energía de "ahorro". Esto evita calentamientos innecesarios.

Comentarios

comentarios